VIE Week Journal #13

Mañana casi soleada en Viena, viendo la expo de los hombres desnudos a través de los tiempos en el Leopold Museum. MuseumsQuartier mola.


Debe de ser el único fotomatón del mundo en el que uno siempre sale bien....claro, en blanco y negro de antes...y con buena organización, respeto y tolerancia caben hasta seis.

                                       
Después del fiasco anual de la lotería y con las esperanzas puestas en la (¡al fin fundida!)herradura finesa, he adquirido además, dos cerditos encargados de arreglar cualquier desaguisado puntual en cuestión de suerte. No me puede pasar nada (malo)

De lo más ravalero moderno es Neni en Naschmarkt, que ha sido lo más sano que he comido en toda la semana: hasta el postre, claro.










Allegretto: Graben a codazos buscando el reloj de la catedral a falta de 2 minutos para EL momento....y a esto nos quedamos (claro que tampoco importa porque ni campanadas, ni gritos ni abrazos... todo muy cálido)





Adante: Perezoso despertar y paciente y fría mañana para vivir en semi-directo (eso es, sin calefacción) el famosssísssimo concierto de Año nuevo en el Musikverein







Adagio: merecido descanso