El puesto de Aladino: Alzira

Es la tienda que hubiese puesto Aladino si se hubiese podido quedar con el tesoro de los 40 ladrones. Alzira es un sitio en el que todo el mundo se para a ver qué tienen, porque a menudo cambian y siempre aciertan. Conozco alguna gente que ha perseguido piezas de esta tienda y otros que han comprado algunas y todos coinciden en que más que comprar un muebla, tiene algo de historia, algo de carácter, especial en sus casas.
 
Tienen carteles, objetos decorativos, sillas, espejos, juguetes, grandes vitrinas y aparadores de todos sitios y bien viejunos. Es por eso que dedican mucho tiempo a la restauración de las piezas y, en algunos casos (contados) te puedes llevar una pieza sin que haya sido restaurar. Eso me pasó a mí, un sábado cualquiera por la mañana, con este taburete reinsertado a mesilla que es la joya del dormitorio.