Backpackers sin excusas y todos bien aseados con Juniper Ridge



Que te despiertas en un hostal a las afueras de Londres en un cuarto compartido con media selección de rugby escocesa? pues tu como si nada, eres un backpacker curtido, y si puedes soportar el desayuno que te servirán, puedes arreglártelas y salir con algo de dignidad, buena pinta y hasta oliendo bien.

Lo primero arreglarte a tí mismo, una ducha y montón de jabón, para una limpieza general. Luego un toque de colonia rústico-natural, que te hace parecer un gentleman salido de las profundidades de las rocosas. Y lo último, arreglar el estropicio aromático que tus colegas de habitación han provocado, con algo de sutileza en forma de spray. No puedes hacer nada más por ellos.

Ya podrás recoger tu mochila y aparecer en el mismísimo Picadilly sin que nadie sospeche que hace solo 20 minutos eras mucho menos gentleman y olías como cualquier otro. Nada de excusas ya en lo referente a la higiene, gacias a Juniper Ridge y sus fragancias no fake, originales y hechas a mano, un lote por cada cosecha (verás el número de cosecha en cada bote), para llevar lo más salvaje siempre encima. Olores y fragancias de montaña, río y lago con un cuidado packaging y espectaculares historias que puedes seguir en Wildcrafter, muy recomendable blog.
 
 
 
Las fotos son de su web