The whole #minilifegang at home

Me di cuenta hace ya bastante tiempo que tengo cierta tendencia a coleccionar cosas pequeñas, con cara y ojos, en su mayoría. No es malo, claro, pero algunos días mirando alrededor y viendo figuritas chiquitinas en casi todos los rincones me hace pensar en que quizás se trate del síndrome Swarovzki. Que dicho sea de paso, me horroriza.

Yo sigo a lo mío y mi última adquisición fueron dos pequeñines que compré en Art Library en Brooklyn las pasadas navidades. Su función no está muy clara, la verdad, pero algunos de ellos son icónicos en mi cuenta Instagram y es divertido buscarles cosas que hacer, cada uno a su medida...

Para aclarar a algunos que me han preguntado: no, ninguno tiene nombre (son figuritas de plástico, al fin y al cabo, no estoy tan mal!) y no, no hay ninguna finalidad en hacerles posar haciendo cosas, es solo que es divertido.

Aquí algunas imágenes de la serie #hippo, que es el que más sale de paseo: (la serie completa en #minilifegang)
----------------------------

Some pics from #hippo series (the whole thing in #minilifegang)