Urban (or not) diaries

Cualquiera que haya intentado hacer un diario de viaje sabe que es algo más que anotar sitios y lugares, más bien termina siendo un compendio de impresiones, anotaciones rápidas o párrafos más trabajados o ligeros para recordar algo o a alguien, tickets, fragmentos de cosas y etiquetas de otras cosas, son habituales en ellos….en fin, cada diario es al final un poco como es uno…..
Y aun así, nunca está de más ver lo que ha inspirado a otros y el partido que le han sacado. Está el clásico diario libreta. Por supuesto, difícil de compartir en muchos casos pero, una vez más, la creatividad y las nuevas tecnologías (of course) permiten cientos de posibilidades más…

El diario Moleskine (con capital en sus históricas libretas negras, mil veces copiadas) se ha pasado a ser facilitador del viajero con la Moleskine Passions Travel Journal que con ese nombre tan evocador ha llenado sus páginas de utilidades, stickers, check lists y permite casi todo lo que se le ocurra al viajero, claro….todo muy bien vendido en su vídeo presentación ;)


La sobriedad tiene nombre en cunato a diarios de viaje: los suecos Breakin Notes proponen un Eco diario, impreso en tinta de soja para los más respetuosos con el medioambiente. Sencillo, práctico y con un buen diseño, todo muy sueco.

Es el diario colaborativo más sorprendente que haya visto jamás,….7 meses de viaje por todos lados que han dado mucho de sí en su versión Mindmap – diario, de Jono
El bueno de Cristoph salió de Beijing un día rumbo a su cas….¡a pie! Y aunque no logró llevar a término su plan original, recorrió más de 4.500km a patita que no está nada mal y, de paso, se dejó crecer el pelo. Su video diario es asombroso y, en lo que a mí respecta, le da un nuevo sentido al término diario de viaje….su experiencia completa en The Longest Way


44 dias y 11 países francamente bien aprovechados y mejor presentados es la propuesta de estos chicos. Está MOVE y LEARN, yo me quedo con EAT


Más sobre su director Rick Mereki

Si uno no es organizado, sino más bien amante de la improvisación, lo mejor las libretas de Pocketo o las imprevisibles Finkblocs





Los más suertudos a mi entender son siempre los más pequeños. No sólo les dan un montón de cosas divertidas nada más subir al avión camino de aventureras vacaciones, sino que además tienen los diarios de viaje más cañeros. Este How to be an Explorer of the World, de Keri Smith es francamente genial y, en realidad, da un poco en envidia…

feliz viaje ;)